Ingenieros en Telecomunicaciones cifran en 60 millones el impacto económico de la base de la ONU

Consideran que la instalación de Quart generará 1.500 puestos de trabajo

[Publicado en «Las Provincias» el 28 de abril de 2009]

El director de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Juan Vicente Balbastre, destacó ayer el «revulsivo» que supondrá para el sector la instalación de la base de apoyo logístico de las Naciones Unidas en Quart de Poblet.
Según Balbastre, el centro tendrá un impacto en la economía valenciana de «casi 60 millones de euros anuales, entre salarios y compra, adquisiciones y servicios de telecomunicación».
El director insistió en que la infraestructura de la Organización de las Naciones Unidas -que servirá de soporte a la ya existente en el sur de Italia- significará un importante impulso para las telecomunicaciones de la Comunitat, donde generará unos «300 empleos directos» de personal técnico y unos «1.200 empleos indirectos».
La base acarreará una inversión directa de alrededor de 20 millones de euros, tal y como añadió el director de la Escuela Técnica de Ingenieros de Telecomunicación. de la UPV.
Juan Vicente Balbastre se pronunció en estos términos durante la rueda de prensa llevada a cabo ayer para presentar la 11 Noche de las Telecomunicaciones Valencianas y 11 Premios de las Telecomunicaciones.
www.antonioflores.es

Una casa inteligente para pacientes con alzheimer

Publicado en El Mundo por Alicia Calvo Olcese, el 20 de abril de 2009.

El paciente de alzheimer tiene un nuevo aliado para mejorar sus condiciones de vida: tecnología «humanizada» que le cuida cuando las personas no pueden. Unas soluciones tecnológicas, patentadas en 29 países europeos, que se han desprendido de un año de convivencia de los investigadores de la empresa salmantina Tulecom, con enfermos, familiares y personal sanitario para detectar sus necesidades reales.
Tulecom ha creado, con el respaldo de los ministerios de Industria y Ciencia y la colaboración de universidades y asociaciones de pacientes de esta dolencia, «espacios inteligentes» que ofrecen innovadoras aplicaciones que mejoran la calidad de vida de estos enfermos: monitorización, localización precisa en interiores, control de accesos, estimulación cognitiva, prevención de caídas y asistencia.
«No pretendemos sustituir a los cuidadores, pero sí estar ahí cuando ellos no puedan, con tecnología de sencillo manejo que facilite la vida diaria de personas con alzheimer y garantice su seguridad», indica Alberto Saavedra, presidente de la compañía que desarrolla la ‘inteligencia ambiental’ creando entornos que perciben a las personas, las identifican y responden según los requisitos de cada una.
Todo esto se engloba en el proyecto ‘Aliado’, con distintas vertientes. Sus servicios, algunos en el mercado y otros en últimas fases de investigación, proporcionan un amplio cuidado a estos pacientes. Una de las principales acciones consiste en tener al usuario localizado a través de un chip, que se le implanta en la ropa y los zapatos («porque el enfermo de alzheimer que se desnuda no suele descalzarse») o como brazalete ergonómico.
Esta tecnología no sólo localiza la situación exacta, como otros del mercado, sino que tiene una precisión de 40 centímetros y discrimina en tres dimensiones qué se encuentra realizando en cada instante. «Sabemos las 24 horas si está sentado en una mesa, tumbado, caído en el suelo o delante de una puerta. Permite actuar con inmediatez ante emergencias porque detecta cualquier comportamiento extraño», indica el presidente.
El proyecto contempla la transformación de la vivienda, geriátrico o instalación hospitalaria en ‘ambientes inteligentes’, con integración de la domótica (tecnología en casa). Uno de los servicios que ofrece es el control de acceso a zonas permitidas. «Si un paciente con esta enfermedad intenta abrir la puerta de la calle, se le bloquea y se manda una alerta al cuidador». Lo mismo con electrodomésticos que puedan dañarle como la vitrocerámica o la calefacción. También lo contrario: «Si tiene el hábito de levantarse todas las noches al baño y se levanta pero, por estar desorientado, no empuja la puerta, se le abre automáticamente; igual con la iluminación: si no enciende la luz se la encendemos, o a una hora concreta se suben las persianas ‘solas'». Todo se gestiona desde un sistema que almacena la información y con tecnología «no invasiva» que no requiere aprendizaje, detalla Saavedra.
Otra derivación del programa ‘Aliado’ consiste en la estimulación cognitiva, pensada para dotar al enfermo de cierta autonomía en ausencia de su cuidador.
En una dependencia de la casa o del centro hospitalario se instala una pantalla, táctil y sonora, que ‘habla’ de una forma personalizada al paciente, le reconoce por el chip que lleva y le hace gesticular o realizar alguna actividad. Este aparato le ‘pregunta’ cuestiones básicas para ejercitar la memoria y además incluye un innovador programa que al escuchar su procedencia, sus gustos y episodios pasados trata de reproducirlos con la mayor fidelidad posible. «Si un usuario cuenta de qué pueblo es y que le gustó su viaje a Roma, el ordenador le reproduce imágenes de su municipio natal y de la ciudad italiana para que revitalice sus recuerdos y favorezca el razomaniento».
Tulecom ayuda a prevenir las caídas a través de un acelerómetro, ya que detecta si un paciente se tambalea, algo que, según explica Saavedra, «pasa un tiempo antes» de que llegue a caerse. «Somos capaces de avisar al médico antes de que se produzca esa caída», señala.
Esta tecnología también monitoriza al paciente. Si el ritmo cardiaco o algún otro indicador varía, se transmite a un sistema central que avisa a la persona indicada.
Las innovaciones continúan: la empresa salmantina trabaja con la Universidad de Castilla-La Mancha para habilitar un canal en la Televisión Digital Terrestre por el que lleguen todas las alertas que necesita el paciente. «Una ventana en la pantalla le recuerda que se tiene que tomar pastillas», aclara el empresario. A estas funciones se suma la creación de un administrador de tareas para enfermeras o auxiliares, que maximiza su tiempo, lo que repercute en la atención directa al paciente, o una aplicación de itinerancia para los conductores que les trasladan al centro de día, para «no perder nunca al enfermo».
A principios de este año, Tulecom comenzó a comercializar algunos de los servicios: localización, monitorización y control de acceso, que ya había puesto en marcha a finales de 2009 en algunos espacios como la residencia de la Asociación de Enfermos y Familiares de Alzheimer de Salamanca, AFA, con quien colabora en todo el proyecto, en el que también intervienen la Universidad de Salamanca, la de Castilla La Mancha, la Autónoma de Madrid y el Centro Tecnológico para el Desarrollo de las Telecomunicaciones de Castilla y León, Cedetel.
El resto de aplicaciones comenzarán a tener vida comercial en 2010 y como primeros usuarios finales del proyecto actuarán el Hospital Clínico de Salamanca, la Fundación Hospital de la Santísima Trinidad de Salamanca, residencias LARES de Castilla y León, el Hospital de Fuenlabrada y la residencia Alzheimer Boni Mediero de Salamanca.
La empresa, constituida en 2006 y compuesta por 27 trabajadores, opera en Castilla y León, donde ubica su sede, pero también en Madrid, Castilla-La Mancha, Extremadura y, en menor medida, Andalucía. Aspira a «escalar» con su proyecto Europa. «Es un proyecto muy ambicioso que va a procurar mucho bienestar a las personas dependientes».

www.antonioflores.es

He publicado un artículo en la revista de ANEA

ANEA es la Asociación Nacional de Empresarios de Ambulancias de España. En el último número de su revista aparece el artículo que he escrito, como especialista de soluciones móviles en Orange, sobre la aplicación de soluciones móviles para el sector del transporte sanitario. Ya aparece en mi listado de publicaciones, en la columna derecha de esta web. Os invito a leerlo en la dirección: http://perso.wanadoo.es/alfix/articulos/orange.pdf.

www.antonioflores.es

Jolicloud, un sistema operativo para los miniportátiles

Artículo publicado en El País Tecnología el 16 de abril de 2009, por Manuel Ángel Méndez.

El creador de Netvibes habla de su último proyecto, un minimalista sistema para miniportátiles – Basado en Linux, se inspira en iPhone – La primera versión se lanzará en varios idiomas bajo modelo de descarga en julio.

De corresponsal en Silicon Valley para el rotativo francés La Tribune a flamante emprendedor en apenas diez años. Tariq Krim (París, 1973) tiene a medio mundo pendiente de sus próximos pasos. El pasado enero publicó la primera imagen de Jolicloud, su nuevo proyecto, un sistema operativo diseñado exclusivamente para los miniportátiles.
«Lo envíe a un par de medios de comunicación, y en unas horas el pantallazo apareció por todo Internet, fue increíble». Las primeras impresiones no pudieron ser mejores. La reputación de Krim hizo el resto.
Es el europeo pródigo de la soleada California. Pocos a este lado del charco pueden presumir de haberse ganado el reconocimiento de una industria recelosa de start-ups sin acento americano. «La gente que conozco en Estados Unidos me trata a su mismo nivel como emprendedor. Estoy feliz de que sea así».
Se lo debe a Netvibes, su segunda empresa, fundada en 2005, una de las páginas de inicio personalizables a través de widgets más populares de Internet. Desde un mismo lugar, permite el acceso al correo, fuentes de noticias, páginas de vídeos, actualizaciones del tiempo… Todo a un clic de distancia. Los grandes, Google y Yahoo!, no tardaron en hacerse fuertes con sus propias versiones, iGoogle y MyYahoo.
«Netvibes fue completamente disruptivo en su momento. No pedíamos registro y teníamos una política de no incluir logos ni publicidad en ninguna parte. Queríamos que la gente sintiera el servicio como propio. Todo eso era innovador». La compañía alcanzó tres millones de usuarios únicos en marzo de 2008, aunque lejos de los 40 millones de MyYahoo y los 20 de iGoogle.
El nuevo Linux
Dos meses después, Krim abandonó su puesto de fundador y consejero delegado en Netvibes para lanzarse a otro reto. «Nos habíamos convertido en una plataforma de widgets para empresas, en un negocio B2B. Y yo soy una persona de consumidor». Ahora, de un salto, se ha pasado a la pujante industria de los miniportátles. Y la quiere poner patas arriba. Su apuesta es Jolicloud, un sistema operativo desarrollado a partir del kernel de Linux y especialmente pensado para portátiles ultraligeros de bajo coste.El diseño y funcionalidades de Jolicloud prometen: navegador propio basado en Firefox, capacidad para pantallas táctiles, integración a un clic con las aplicaciones de Internet y diseño minimalista a base de iconos que recuerdan al iPhone. La beta privada estará disponible en julio y, dado el furor actual por estos equipos, la idea podría arrasar.
«Los líderes en sistemas operativos son Apple y Microsoft. Nacieron antes de Internet, no entienden a la generación Facebook. Hoy un buen programa debe integrarse con dos paradigmas: el software libre e Internet». Krim se define como defensor del software libre, a pesar de que Linux le parece «bastante feo». Pero tal vez por eso pueda haber un hueco para él. El consumidor medio no sabe manejarse con Linux y encuentra Windows XP anticuado. Si a ello añadimos pantallas pequeñas, teclas diminutas y capacidades limitadas de memoria, velocidad y batería, el resultado es un comprador frustrado.
Jolicloud espera cambiar esta percepción dotando a los miniportátiles de un software muy intuitivo. Nada de preguntar 20 veces por verificaciones de seguridad o bucear en carpetas recónditas. Todas las aplicaciones de la Red, desde Gmail a Flickr, serán accesibles en un solo clic.
«Nos hemos fijado en el iPhone, pero también en otras interfaces. La idea es disponer de iconos listos para llevarte a las aplicaciones en un instante y ahorrarte tiempo». ¿No se comprometerá la seguridad? «No, está basado en Linux y éste es muy bueno en eso. Además, la seguridad con la que accedes a Gmail y YouTube es la que ya te ofrece la Red».
Con una plantilla de 10 desarrolladores en París, el proyecto es su apuesta personal. «Sólo hemos recibido dinero de amigos y familia, el resto es autofinanciado. Muchos están interesados en participar, pero estamos decidiendo cuál es la mejor ruta que seguir». Jolicloud estará disponible en varios idiomas.
www.antonioflores.es

El empleado móvil, una salida para empresas con problemas

Este titular fue publicado en Cinco Días el pasado día 15 de abril de 2009, por Marta Matute. Afirma que, «si las cuentas no salen, cualquier solución, por imaginativa que parezca, puede resultar un éxito para una empresa en crisis y el teletrabajo es una de ellas. Trabajando desde casa, el profesional necesita una dirección comercial, una recepción que recoja las llamadas y mensajes de sus clientes, un despacho para realizar entrevistas de trabajo, una sala de reuniones para despachar con sus colegas e incluso un business lounge donde relajarse y tomarse un café cuando sale de viaje. Estos son los servicios que ofrece una oficina virtual».

«La oficina virtual permite controlar los gastos al milímetro y eso es algo que empresas y autónomos miran hoy en día con lupa», dice Roberto Zúñiga, director de expansión de IBC, otra de las entidades que como Oficenter, Lexington, o Zuricenter, ofrecen este tipo de servicios.

En general, el servicio de oficina virtual ofrece:

– Domicilio social: puede ser utilizado en las tarjetas de visita, membretes y materiales de marketing.
– Inclusión en el directorio de empresas del edificio.
– Recepción y reenvío de correo postal.
– Número de teléfono local.
– Contestación telefónica personalizada: una recepcionista contesta las llamadas en nombre de la empresa de acuerdo con las indicaciones dadas por ésta.
– Desvío de llamadas: redirección de las llamadas a los fijos o móviles determinados.
– Servicio de envío y recepción de fax.
– Acceso a despachos y salas de reuniones del edificio.
– Otros servicios especializados para empresas, como asesoría legal, contable o laboral.

Yo añadiría que esta medida no sólo beneficia a aquéllas empresas que no quieran disponer de oficinas, debido a su tamaño o porque se trate de delegaciones remotas con muy poco personal en la zona, sino que el teletrabajo ayuda a incrementar el rendimiento de los empleados, pues los motiva, les permite mayor flexibilidad para aprovechar al máximo su tiempo y, adicionalmente, libera recursos en las saturadas oficinas de las grandes empresas.

www.antonioflores.es