Google y la movilidad

Hola, después de algún tiempo sin hacerlo, voy a realizar una aportación propia al blog, para romper la costumbre. La información se la debo a mi amigo Jaime García-Miña, de la empresa ComNet (www.comnetonline.net).
Si quieres sincronizar toda la información personal de los servicios online de Google (calendario, contactos, gmail…) puedes utilizar esta aplicación disponible para BlackBerry, iPhone, PDA y smartphones de otros fabricantes:
También está disponible una versión que sincroniza automáticamente toda esta información desde el servidor BES, para aquéllos usuarios que tenéis esta modalidad a través de vuestra empresa. Esto tiene la ventaja de que la actualización de los datos es inmediata:
Recordaros que, para aquéllos que no tenéis solución BES y queréis sincronizar no sólo el correo, sino el calendario y agenda de contactos, podéis utilizar la solución Google Sync para sincronizar Google con vuestro móvil + otras aplicaciones gratuitas disponibles para sincronizar el Outlook de vuestro PC con Google. Para más detalles os invito a leer mi libro sobre BlackBerry:
www.antonioflores.es

La telefonía inteligente (publicado en El País el 12-2-2009 por Laia Reventós)

El contador de la página GSM aumenta, pero más lento que otros años. El crecimiento del mercado de la telefonía móvil mundial se ha frenado en 2008, ha pasado de dos a un dígito porcentual, y las cifras no auguran un buen 2009 para el sector (ni para nadie). Da igual que sean fabricantes (menos ventas) o telefónicas (menos llamadas). Del triste panorama se salvan países (China, India…) y aparatos (los smartphone) emergentes. Los países asiáticos comprarán más móviles que nadie, pero baratos; los países ricos comprarán menos, pero subirán los teléfonos inteligentes, de pantalla táctil, con Wi- Fi, conexión 3G a Internet, música y vídeos. Son los smartphones, auténticos ordenadores. La oficina ya no va en la cartera, va en la mano.
De los 1.200 millones de móviles que se vendieron el año pasado, entre 140 a 160 fueron teléfonos inteligentes, smartphones. «La previsión de contracción entre el 5% y el 10% se está convirtiendo en una realidad. También es cierto que los fabricantes tratarán de convencer a todos de que deben tener uno: bienvenido al año del smartphone», opinan los analistas de ABI Research.
Al consumidor le gusta porque sirve para hablar y, además, es un ordenador con Internet, fácil de usar y que lleva en el bolsillo. Al fabricante no sólo le da más margen comercial como terminal de gama alta, también le permite llegar directamente al cliente y venderle servicios (juegos, música, vídeos, mapas) y aplicaciones (sin pasar por la operadora). Las telefónicas, por su conectividad 3G y HDSPA, aumentan la facturación por datos, aunque de momento las tarifas, al menos en España, son todavía más onduladas que planas.
Todo táctil
Toda la industria informática extiende sus tentáculos hacia la telefonía móvil, llámense Google, Microsoft, Adobe, Intel… Hasta Palm, antaño líder de las PDA, pretende resurgir con un smartphone táctil.
iPhone puso de moda estas pantallas donde el dedo manda. Su fabricante, Apple, ha vendido 17,3 millones de aparatos desde su lanzamiento en junio de 2007 hasta el pasado diciembre. Su éxito no se mide tanto por sus ventas como por su influencia para marcar tendencia. En Apple Store ha habido 500 millones de descargas de más de 15.000 aplicaciones. «Gracias al iPhone la percepción generalizada es que con un móvil es fácil acceder a Internet», opina Pete Cunningham, analista de Canalys.
En España la situación es similar. El mercado de móviles ha caído el 10% en 2008, aunque los smartphones mantienen los crecimientos, según la empresa GFK. La consultora constata un señalado descenso de los productos libres. Es decir, el consumidor opta por conseguir un teléfono más potente, suministrado por la operadora, a cambio de un contrato. Además los productos con tecnología 3G, que habían crecido a lo largo del año y habían sido los que habían sustentado el mercado, han caído por primera vez en los dos últimos meses del año. Dentro de este mercado, el smartphone mantiene su particular crecimiento. La cuestión está en saber cuál es su techo.
La característica más activa, en la segunda mitad del año, es la pantalla táctil, que alcanza el 9,4% de las unidades vendidas en diciembre.Los smartphones han llegado al gran público. Diamond, Omnia, Xpress Music, TG01, Xperia, iPhone, Renoir, Storm… Los teléfonos inteligentes (y táctiles) no son terminales exclusivos para profesionales: ya representan al menos el 13% del mercado mundial y el 9,4% de las ventas en diciembre en España.
Fabricantes y operadoras esperan que sigan tirando del carro del sector, como lo hicieron el año pasado, y permitan mirar con cierto optimismo el año de la crisis.
«Los terminales de gama alta y con mayores prestaciones, tanto de conectividad como multimedia, se perfilan como los auténticos revulsivos del mercado», aseguran en Samsung.
En LG, de opinión similar, consideran que su empuje responde a dos premisas: «Por una parte, están apareciendo terminales táctiles (son más del 10% de las ventas de los últimos meses), que favorecen la navegación, la interactividad y la experiencia multimedia al consumidor. Por otra, [estos terminales inteligentes] suponen un incremento en los ingresos por usuario para las operadoras, como alternativa a la voz tradicional y almensaje corto de texto (SMS)», asegura Elías Fullana, director de mercadotecnia de telefonía móvil de LG Electronics España.
Del negocio de la voz al negocio de los datos. Las operadoras aseguran que estos servicios (conectividad, correo electrónico, descarga de contenidos…) crecen a muy buen ritmo, incluso con cifras de tres dígitos. Es decir, el consumidor se atreve cada día más con el Internet móvil. Y si la experiencia le gusta, repite. «En este escenario tiene también un papel clave cómo las operadoras están aumentando las ofertas de conexión a Internet con mejores ofertas y soluciones cada vez más accesibles», aseguran en Samsung.
La clave, según Nokia, son aparatos fáciles de usar, servicios disponibles, velocidad y tarifas ajustadas de conexión. Ante el retroceso en las ventas de terminales, el fabricante finlandés reforzará la estrategia de servicios de Internet que inició en 2007, cuando decidió convertirse en una compañía de contenidos, explica su portavoz.
Las telefónicas, considera Elías Fullana, «han entendido que la tarificación del servicio debe ser muy similar a la del ADSL tradicional y han empezado a ofrecer tarifas planas que permiten la navegación sin que el consumidor tenga que preocuparse por el coste». En realidad, las tarifas aún son más onduladas que planas en España.
Pete Cunningham, analista de Canalys, pone el acento en la usabilidad. «Más allá del precio, que importa, la gente quiere que su terminal sea fácil de usar. Si lo es, fabricantes y operadoras pueden añadir nuevos servicios que les generen más dinero. Ganan ellos y gana el consumidor. En caso contrario, la gente seguirá utilizando el teléfono para lo que fue creado».
El futuro está en la venta de servicios de valor añadido y de aplicaciones para el móvil.
En este sentido, prosigue Cunningham, «iPhone y la App Store de Apple son un ejemplo de que el binomio -smartphone y servicios- funciona porque han eliminado las barreras de descarga en el móvil». La tienda ha conseguido 500 millones de más de 15.000 aplicaciones.
Android Market es la apuesta de Google. Hay unas 800 aplicaciones disponibles. De momento, sólo funciona para el único teléfono basado en la plataforma Android, el G1 (que comercializa T-Mobile y sólo se vende en Estados Unidos). Las previsones apuntan a que en 2009 el mercado se inundará con terminales basados en esta plataforma abierta, desarrollados por Samsung, Motorola, LG, Sony Ericsson y, quizá, hasta Toshiba.
Research in Motion, fabricante de la popular Blackberry, está a punto de lanzar su propio portal de contenidos en Estados Unidos, según Cunningham.
Nokia asegura que Ovi, la puerta de acceso a sus servicios de música, juegos, mapas y aplicaciones, va bien, aunque no suministra cifras.
El próximo lunes se presenta en Europa Pre, la apuesta de Palm por este competitivo mercado, con la que pretende resurgir de sus cenizas. Los analistas creen que puede tener éxito en Estados Unidos y Canadá, pero le será más complicado en Europa. La compañía, que antaño lideró el mercado de las PDA, introduce un nuevo sistema operativo WebOS. En este momento de vacas flacas, deberá convencer a las telefónicas para que inviertan en su sistema, cuando la mayoría están reduciendo la inversión en plataformas y productos. Symbian, Windows Mobile, Blackberry, Apple OS X y Android se reparten la cuota de mercado de sistemas operativos para el móvil. Todos, por cierto, tienen interfaz de usuario para pantalla táctil.
Al smartphone también le acechan los minis, ordenadores portátiles que pesan menos de un kilo, cuestan unos 300 euros y sirven para navegar por Internet. Son aparatos como el NB100 3G-12X con conexión inalámbrica HSDPA. Toshiba lo presenta en el congreso mundial de telefonía móvil, que abre sus puertas el próximo lunes en Barcelona.
www.antonioflores.es