Los nuevos números de telefonía móvil empezarán por el siete

Cinco Días – Madrid – 19/10/2009

Los nuevo números de telefonía móvil empezarán por el número siete, una vez que se agoten los 100 millones de números que comienzan por seis usados actualmente, según anunció ayer el Ministerio de Industria Turismo y Comercio.

La Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información aprobará próximamente una resolución mediante la que se atribuirán a las comunicaciones móviles 80 millones de números del rango siete.

Según destacó el Ministerio de Industria ayer en un comunicado, la apertura de un nuevo rango de numeración favorecerá el desarrollo de nuevos servicios asociados a la telefonía móvil tradicional -basada en la voz y la mensajería-, tales como los servicios de acceso móvil de banda ancha a internet, además de proporcionar los recursos públicos de numeración necesarios ante la aparición en el sector de los operadores móviles virtuales y otros operadores que pudieran surgir como consecuencia de posibles nuevas concesiones.

La decisión de atribuir el rango siete es el resultado de una consulta pública que llevó a cabo Industria en junio, cuyas conclusiones están disponibles en su página web.

Del análisis de las respuestas recibidas se desprende la necesidad de atribuir a corto plazo el rango siete a los servicios de comunicaciones móviles, debido al fuerte crecimiento previsto de los accesos móviles de banda ancha a internet.

www.antonioflores.es

Bokodes no son códigos de barras pequeños

Se han publicado varias noticias sobre el reciente descubrimiento del MIT, que han denominado «bokodes». Parece que ellos mismos han vendido la idea como la evolución de los actuales códigos de barras, que pueden ser leídos por la cámara de cualquier teléfono móvil. Los medios de comunicación han hecho el resto… Sin embargo, en esta página pueden verse algunas particularidades, a saber:

  • Es necesario que la cámara no sea de foco fijo, sino autofocus: el bokode se lee desenfocando la imagen. Lamentablemente, esta funcionalidad no la tiene prácticamente ninguna cámara de móvil.
  • El punto fuerte del bokode es que, al girar la cámara, se accede a otra información diferente, como si existiera una superficie imaginaria entre el objeto y la cámara, cargada de información. Esto será muy interesante para los mandos de videoconsola: ¡ya podremos ponernos una cinta elástica con un bokoder en el zapato y jugar al fútbol dando patadas reales, y no con 27 botones! También en las audioguías de un museo: podremos apuntar con la audioguía al cuadro y nos hablará exactamente de la figura o detalles de esa parte del cuadro (el bokode estará situado en la cartela, que nadie se asuste; no será necesario pegar bokodes en el lienzo…)

En resumen, yo no veo estos lunares luminosos como la mejor alternativa a los códigos de barras, sino un gran salto para mejorar la interacción hombre máquina y máquina-máquina, así como para permitir una explosión de lo que denominamos realidad aumentada. ¡Qué pasada! Ved el vídeo.

www.antonioflores.es